viernes, 4 de diciembre de 2009

Revisión con mi oncóloga

Hoy he tenido revisión con mi oncóloga.

No iba excesivamente nerviosa...

Los resultados eran los de la Densitometría Ósea... que como estoy menopáusica, pues a mis huesecitos le pueden pasar factura.

Después de 2 horas de espera (cosa normal) entro en consulta.

Me da resultados: huesecitos bien!! yuuuuhuuuu!

Me peso, me quito la ropa de cintura para arriba (lo de siempre, ya me sale automático) y todo bien!!! yuuuuhuuuu...

Me receta unas pastillas efervescentes con calcio y vitamina D, por las que no estoy muy por la labor (habrá que leerse el prospecto) y me pregunta como va lo del Estudio Genético...

Aquí me despaché a gusto: no me enfadé ni nada por el estilo pero fui sincera con la situación:

Y os pongo en antecedentes:

Resulta que hace más de un año, mi propia oncóloga mandó el informe para solicitar mi Estudio Genético. Se lo rechazaron.
Motivos según mi oncóloga: resulta que como la Seguridad Social tiene que pagar por el paciente que se haga el Estudio, pues rechazan la mayoría de ellos (a menos que sea un caso de una familia con muchos cánceres o algo así).
Mi reproche: sé que por ley, es obligatorio que me hagan el Estudio Genético por haber tenido cáncer siendo menor de 35 años.
Solución de mi oncóloga: inténtalo tú. Seguro que harás más presión (lo dudo bastante... yo haciendo más presión en un Hospital que una óncóloga... en fin, lo intentaré!).
En marzo de este año, conseguí mi primera cita con la Doctora de genética... encantadora, me hizo un árbol genealógico y me dijo que todo mi informe tendrá que ser aprobado para que me hagan el Estudio Genético en Santiago de Compostela. Calculó que en mayo sería.
Llega mayo, pasa junio... y nada. Llamo a la Dra. de genética y está de vacaciones.
Me llama ella en julio y me dice que no entiende que está pasando en mi caso pero que no lo aprueban. Que casos que fueron posteriores al mio y de igual circunstancias ya han sido aprobados pero que el mio nada de nada.
Le pido que me sugiera una solución y me dice que ellos son unos simples intermediarios. Que hable con mi oncóloga (que ella es quien puede conseguirlo, palabras textuales) o si no directamente con la Dirección del Hospital....

He esperado hasta la cita de hoy para preguntarle a mi oncóloga que es lo que pasa con mi Estudio Genético y su actitud es de que esto no va con ella. Pos bueno!.

Le digo que lo único que me queda es hablar con la Dirección del Hospital y me aconseja que así lo haga.

Así que, después de ver que mi oncóloga no se moja en estas cosas que ella sabe que son tan importantes para sus pacientes... pues nada... no gasto más saliva sobre el tema... con ella.

Seguimos con la consulta y nos despedimos.

Salgo contenta por todo y me guardo el as de mi Estudio Genético en la manga para la Dirección del Hospital. Ahí me quiero ver yo... a ver si consigo el dichoso Estudio antes que acabe el año que viene (ya que este es imposible). Pero lo conseguiré! ya no sólo por mi misma, si no pensando en mi hermana, mi madre y como no, en futuras hijas que pueda llegar a tener.

Pero bueno, me quedo con lo mejor de hoy: mis huesecitos están bien! en enero volveré con resultados de mamografía y analítica.

3 comentarios:

korat dijo...

Hola Paula,
Pues yo creo que quién te ha de pedir el estudio genético es tu oncóloga. Al menos en mi caso así fue. Bien es cierto que has de tener a alguien como antecedente. En mi caso a mi madre y a mi tía. Si no tienes antecedentes la cosa ya se pone más complicada porque solo por la edad creo que no te las hacen.
A ver si hay suerte y lo consigues.

Un saludo.

Ana dijo...

Yo estoy como tú Paula, a la espera de que me llamen. Llevan 4 meses de retraso y el mes pasado cuando fui a la revisión con mi oncóloga me lo reclamó y pusimos preferente pero ya se sabe, tan solo hay un médico que lo hace y solo está dos días a la semana. Fue mi oncóloga quien me lo solicitó.
Ten paciencia, al fin lo lograrás.
Un abrazo.
Ana

Ana dijo...

Paula, paso a desearte Feliz Navidad, y que este Año Nuevo te traiga mucha, muchísima Salud, así con mayúsculas.
Con todo mi cariño.
Ana